EL MALECON



En marzo del año 1898, siendo alcalde Don Pedro A. Fuxa se construyó una vereda a la ribera del mar. La construcción de un malecón sólido se ejecuta entre los años 1910 a 1912.

HISTORIA

El proyecto de construir un malecón en la ribera del mar fue iniciativa del alcalde Pedro Fuxa.
El malecón construido en los primeros años de la segunda década del siglo XX, tuvo las siguientes dimensiones: 400 m. de largo, 10 m. de ancho y 1.50 m. de alto.
La obra costó 59.50 libras peruanas.
El malecón en sus inicios fue de madera y por su cercanía al mar sufría daños en el enmaderado cuando la marea era violenta. La parte baja era utilizado por personas inescrupulosas para hacer sus necesidades corporales.
Los trabajos del nuevo malecón se iniciaron en el año de 1941 a iniciativa de la Junta de Defensa Marítima. Fue inaugurado por el presidente de la República Don Manuel Prado y Ugarteche. La longitud de este malecón fue de 370 m.l. Estuvo afirmado sobre 740 rieles. Su ancho fue de 12 m.

 

CAUSAS DEL INTERÉS TURÍSTICO

El estar ubicado frente al mar le da una expresión paisajista especial. Es el foco de atracción turística e histórica, no sólo por su cercanía al mar sino también por la valiosa herencia recibida a través de las casonas republicanas que testimonia las épocas que vivió y la expresión de su evolución arquitectónica.
La gente que visita este paseo contempla embelesadamente la inmensidad del mar. Las tardes son de ensueño en este paseo, pues, se disfruta de un singular espectáculo al mirar la puesta del sol. Es tan hermoso este fenómeno natural que el escritor Fernando Gonzáles Viaña ha acuñado la siguiente frase: “ El sol de Pacasmayo es otro sol”.

EL SONIDO DE LAS OLAS, LA TRANQUILIDAD Y LA NOCHE CONVERGEN EN UN SOLO LUGAR, PACASMAYO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *