Delia Carrera y sus ´Nenas´ de cabecitas blancas alegran Pacasmayo



Es actualmente la  Presidenta del Club de la Tercera Edad de Pacasmayo La Libertad. Delia Carrera Ortíz viuda de Bustamante , a los 84 años, es el mejor ejemplo de que la edad no es una limitación para cumplir algunos sueños  juveniles, postergados por diferentes razones. Ella lidera un grupo de animación conformado por adultas mayores a las que llaman “Las Nenas”.

Delia y su grupo llevan distracción a diferentes lugares y su fama de declamdora se ha extendido a otras provincias donde la reclaman para demostrar su arte. A estas labores se suma la que ella realiza como voluntaria en  un hospital del puerto de Pacasmayo.

En Pacasmayo es muy conocida su labor como animadora y dirigenta. Delia atiende una bodega, va al mercado y cocina.  Desde muy  niña le gustó la actuación y como su madre  era maestra,  le daba libros de poesías.

Tuvo cinco hijos (uno falleció de cáncer a los 37 años), a los pocos años enviudó y esos golpes la hizo conocer la soledad y desamparo de mucho enfermos en los hospitales, por lo que decidió hacerse voluntaria.

Cuando se enteró que había un local abandonado por el Ferrocarril frente al malecón de Pacasmayo, decidió habilitarlo como local para los adultos mayores. A punta de palana logró sacar las capas de barro hasta encontrar que allí habían losetas importada y  la municipalidad se lo dio en concesión.  Hizo poner dos teléfonos públicos para agenciarse de algún dinero. Buscó a una  señora para que cuide el local y a cambio, venda sus flores, porque el local está cerca al cementerio.

También logró poner un comedor popular en una zona muy necesitada y July Pinedo les obsquióo una cocina semindustrail y ollas gigantescas que les sirven para hacer sus polladas y otras actividades que les permita juntar dinero para poder viajar cada mes a diferentes lugares, junto a sus Nenas de cabecitas blancas.

Delia a los 84 años baila, canta, declama, da volatines. Su vida no es rutinaria, sino apasionante: desde las 6 de la mañana está en su corral dando de comer a su enorme legión de  pajaritos y palomas, luego pasa a regar sus flores; cualquier tarro viejo es bueno para poner sus geranios que tiene en toda la gama de colores.

Cuenta con el apoyo del alcalde de la zona que dice estar a las órdenes de ellas y Las Nenas.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *