Press "Enter" to skip to content

640 mil liberteños no reciben aún primera dosis contra la COVID-19

Consejero por Pataz dice que creencias religiosas y desinformación evitan también que vacunación se acelere.

Aunque el Gobierno Regional de La Libertad insiste en resaltar que esta región ocupa, después de Lima, el primer lugar en el sistema de vacunación contra la COVID-19 en todo el Perú, el 38,6% de la población objetivo [1,662,916) aún no recibe la primera dosis en esta parte del país. La situación es aún más preocupante en la sierra, donde distritos como Chillia y Huayo, ambos ubicados en la provincia de Pataz, solo registran un avance de 25,5%.

Brechas

La información fue obtenida del Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis). Hasta el cierre de esta edición, 1,021,338 (61,4%) personas habían recibido la primera dosis contra el SARS-CoV-2 en La Libertad. Si el público objetivo es de 1,662,916, significa que 641,578 (38,6%) aún no se inoculan.

De las 12 provincias que conforman La Libertad, seis de las siete que se ubican en la zona andina ocupan los últimos lugares en el ránking: Pataz (39,9%), Bolívar (44,4%), Sánchez Carrión (45,3%), Otuzco (47,3%), Santiago de Chuco (47,5%) y Julcán (50,9%). Solo Gran Chimú se encuentra entre las cinco primeras, con un 53,3%.

El primer lugar lo ocupa Ascope (70,7), que ya alcanzó la inmunidad de rebaño. Le siguen Pacasmayo (68,9%), Trujillo (67,3%) y Chepén (63%). En el caso de Virú, es sexto, con un avance de 51,4%.

A nivel de distrito, las diferencias son mayores aún. Mientras que Magdalena de Cao, localidad situada en la provincia costera de Ascope, lidera el ránking con un 78,7% de su población vacunada con primera dosis, Chillia y Huayo, ambas en Pataz, apenas alcanzan un 25,5%.

Situación similar es de la Bambamarca, en la provincia andina de Bolívar. De las 3,264 personas que tiene como público objetivo, 1,017 (31,2%) han recibido la primera dosis.

Si bien las provincias costeras registran la mayor cantidad de contagios y muertes por COVID-19 en La Libertad–89,9% y 93,37%, respectivamente, según el reporte del último domingo– y es importante que las localidades más golpeadas por el virus avancen en el proceso de inmunización, para el consejero regional por la provincia de Pataz, Luis Rodríguez Ponce, resultan preocupantes estas brechas. “Voy a pedir un reporte a la Red de Salud de Pataz para conocer por qué no estamos avanzando más, si fue precisamente Pataz una de las primeras provincias que comenzó a vacunar a mayores de 18 años en todo el país”, sostuvo.

Rodríguez añadió que una de estas razones podría ser la “dispersión geográfica” y otra, “la falta de logística”. “Para poder trasladar la vacuna necesitamos no solo movilidad, sino también personal y hasta de seguridad”, ensayó.

El consejero lamentó que otro de los motivos sea la falta de apoyo de las autoridades locales. “No hemos tenido la misma respuesta en todos los alcaldes”, enfatizó.

“Por increíble que parezca, hay personas que no quieren vacunarse porque dicen que su religión no les permite o porque leen o escuchan que la vacuna trae un chip, que tiene la marca del diablo o que en dos o tres años se van a morir. Falta educación en la población”, contó Rodríguez.

Fuente: diariocorreo.pe

Comments are closed.