Pacasmayo

Revista de interés para Pacasmayo y todo el valle del Jequetepeque

Coronavirus – Entendiendo la efectividad de la distancia social

Una de las frases que ha surgido durante esta crisis es “distancia social”, y aunque esté siendo el blanco de algunas burlas y malentendimientos, es una forma efectiva de evitar muertes. Trataré de explicar brevemente cómo funciona.

Aunque algunos líderes políticos, sociales y/o religiosos han minimizado al COVID-19 comparándola con una simple gripe, y otros, inclusive han llegado al extremo irresponsable de tratar de convencernos que todo es una patraña, el gran peligro del COVID-19 no está en su capacidad contagiosa, que es más alta que la gripe, ni siquiera en su índice de fatalidad, que también es diez veces mayor que el de la gripe. El verdadero peligro del COVID-19 radica en su característica epidemiológica.

epidemia – nombre femenino

Enfermedad que ataca a un gran número de personas o de animales en un mismo lugar y durante un mismo período de tiempo.

Ningún país o ciudad está preparado para hospitalizar a todos los individuos de su zona geográfica. Obviamente, sería totalmente ineficiente si tuviéramos capacidad en nuestros hospitales para toda la población, puesto que pasarían el 99% del tiempo desocupados.

El COVID-19 es un virus nuevo y nadie tiene defensas para combatirlo, por lo tanto, es de esperarse que, tarde o temprano infectará a casi toda la población mundial. Eso es un hecho que no podemos evitar. Cuando llegue hasta ti, tu cuerpo luchará con el virus y probablemente ganarás, y ahora estarás protegido en contra de ese virus. Pero, algunos de nosotros, yo por ejemplo, somos inmuno-comprometidos, es decir, nuestro sistema inmune no podrá luchar contra ninguna de estas amenazas y nuestra única chance de supervivencia será ser hospitalizados. Aquí viene el problema.

Si todas las personas que necesitarán ser hospitalizadas en una ciudad lo necesitan el mismo día, los hospitales colapsarán y los médicos tendrán que decidir a quién entubar, si a este anciano de 70 años o a esta jovencita de 24. Opciones morales que no deberían tener que tomar los profesionales de la salud, pero que por nuestra falta de comprensión de cómo funciona una epidemia, les vamos a obligar a tomar.

La distancia social evita muertes

La distancia social significa que cada persona hace lo posible por disminuir el contacto con otras personas. Las compañías facilitan trabajar de casa, se suspenden los eventos masivos, las escuelas dictan clases remotamente, los jóvenes pasan tiempo en su casa. Cada contacto evitado es un potencial de varias decenas de contagiados el día de hoy.

Si todos continuamos con nuestra vida normal, la epidemia se propagará como la linea rosa y colapsaremos el sistema de salud con muchos más casos de los que pueda ayudar. Si cada persona, en forma responsable, escucha el llamado de nuestras autoridades y profesionales de la salud y cumple con la distancia social necesaria, la curva será menos pronunciada, y los servicios de salud podrán proteger a más personas, puesto que se demora el contagio. Al final, puede ser que la cantidad de personas contagiadas sea igual en ambos escenarios, pero la capacidad de atención del sistema de salud será capaz de salvar más vidas. Piénsalo, una de esas vidas salvadas podría ser uno de tus seres queridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *