Press "Enter" to skip to content

La Libertad: registran 34 casos de violencia contra mujeres en estado de emergencia

En periodo de emergencia no se detienen las agresiones contra las mujeres

Cifras se dan en solo doce días. Coordinadora regional de CEMs señala que Trujillo y Pacasmayo reportan más denuncias.

Las agresiones a las mujeres y a integrantes del grupo familiar no se detienen pese al estado de emergencia y al toque de queda para combatir el coronavirus.

En efecto, la coordinadora de los Centros de Emergencia Mujer (CEMs) en La Libertad, Luisa Centurión Centurión, reveló que desde el 17 de marzo, un día después de que se inició la inmovilización social obligatoria, hasta el 28 del mismo mes, se han reportado 34 casos de agresión física, psicológica y sexual contra el elemento femenino del hogar.

“Somos conscientes que a pesar de estas medidas de emergencia la violencia contra la mujer no se detiene, incluso la misma convivencia diaria en estas condiciones motiva estos hechos. Se ha dispuesto por ello que los hogares de refugio temporal, la Línea 100 y el Servicio de Atención Urgente (SAU) estén en permanente coordinación para atender a las víctimas”, aseveró Centurión.

Dando más detalles, indicó que de esos 34 casos, 14 fueron atendidos de manera presencial, es decir los profesionales del CEM con la víctima, y 20 mediante coordinaciones y articulación telefónica con la

Policía, Poder Judicial, Ministerio Público y la afectada. Pero no solamente se hacen llamadas, sino también el seguimiento de las denuncias.

“Las provincias donde más casos de violencia se reportaron son Trujillo y Pacasmayo. A la vez, los distritos donde se cometieron más agresiones son el mismo Trujillo, La Esperanza y El Porvenir”, indicó Luisa Centurión.

Equipo Itinerantes

De otro lado, la funcionaria manifestó que en la región hay ocho Equipos Itinerantes de Urgencia integrado por profesionales de los CEMs que ante un caso de agresión accionan directamente a favor de las agraviadas.

“Tenemos estos equipos en las provincias de Trujillo, Otuzco, Virú, Pataz, Sánchez Carrión, Chepén, Pacasmayo y Ascope. En Bolívar, Julcán, Santiago de Chuco y Gran Chimú no se han conformado por falta de profesionales, pero se articula telefónicamente con los operadores de justicia. Donde no hay SAU, se activan estos equipos”, explicó Centurión Centurión.

Asimismo, refirió que cuando hay una agresión en flagrancia, sobre todo si se da en toque de queda, la Policía es la encargada de detener al agresor y proteger a la víctima. Para eso se coordina telefónicamente con la comisaría de la jurisdicción.

Fuente: larepublica.pe

Comments are closed.