Press "Enter" to skip to content

Perú mejora en desarrollo humano, pero persisten brechas

Desafío. En Lima se observan los mayores niveles de bienestar del país. Sin embargo, aún hay 251.900 viviendas que carecen de agua y saneamiento, según datos del PNUD.

En las últimas dos décadas, el Perú ha experimentado un progreso sostenido en el bienestar social. Así, el Índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), subió de 0,366 a 0,586 entre el 2003 y el 2019

**infografía**Infografía

Dicho indicador se basa en la esperanza de vida al nacer, los años esperados (y efectivos) de educación y el ingreso por persona.

“Aún existen territorios cuyas potencialidades no se explotan plenamente y donde persisten brechas de desarrollo”, advierte el PNUD.

Lo anterior se relaciona, por ejemplo, con la falta de servicios básicos en algunas zonas, lo que impacta en la salud.

Según el PNUD, en la provincia de Lima, el 11,6% de las viviendas (251.900) no cuenta con el servicio de agua y saneamiento (Data al 2017).

Una cifra similar (de viviendas sin agua) se registra, en conjunto, en las 24 provincias del país con un menor Índice de Densidad del Estado (IDE).

El IDE se calcula en función al porcentaje de viviendas con agua y saneamiento, el número de médicos por cada 10.000 habitantes, el nivel de electrificación, el porcentaje de alumnos en secundaria y el porcentaje de habitantes documentados.

“Lima está en la cabeza de desarrollo humano en el país, pero tiene importantes disparidades internas. Las brechas porcentualmente parecen pequeñas, pero en términos absolutos son grandes por el tamaño de la población”, explicó Francisco Santa Cruz, coordinador y analista de los indicadores de Desarrollo Humano del PNUD.

El experto refirió además que desde el 2007 el Estado peruano ha centrado sus esfuerzos, sobre todo, en ampliar los servicios de agua y electricidad en la sierra. En cambio, en la década anterior se invirtió más en salud y educación.

Al analizar cada departamento, también se observan desarrollos muy dispares, sobre todo, entre las capitales y las provincias.

“Los departamentos con mayor IDH son los más desiguales. En La Libertad, por ejemplo, la diferencia es marcada entre provincias de la costa (como Trujillo, Chepén y Pacasmayo) y de la sierra (como Pataz, Julcán y Sánchez Carrión). Allí el tema de la altitud sigue pesando mucho, y el factor de la distancia”, sostuvo Santa Cruz.

  • Los jóvenes que no asisten a la escuela secundaria en Lima llegan a 94.000. Un número similar se observa, en su conjunto, en las 58 provincias con menor IDE en Perú.

  • Unas 92.500 viviendas de la provincia de Lima no cuentan con servicio eléctrico.

  • Unas 1,2 millones de personas en la provincia de Lima no tienen agua ni saneamiento en su vivienda.

  • El IDH del país subió 60% desde el 2003 hasta el 2019. Sin embargo, en los últimos cinco años el avance fue solo cerca del 10%, afirma el PNUD.

Fuente: La Republica

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *